¿Quieres capitalizar tu prestación y crear tu propio negocio?

Los desempleados pueden percibir en un pago único la prestación de desempleo a que tuvieran derecho. O bien, un abono mensual del importe de la prestación por desempleo de nivel contributivo para subvencionar la cotización del trabajador a la Seguridad Social.

¿Quién puede beneficiarse de esta modalidad de pago único? Pues los titulares del derecho a la prestación por desempleo de nivel contributivo, por haber cesado con carácter definitivo en su actividad laboral. Hay una serie de requisitos que hay que tener en cuenta:

-Tener la intención de incorporarse de forma estable y a tiempo completo, como socios trabajadores de una cooperativa de trabajo asociado o de una sociedad laboral, aunque hayan mantenido un vínculo contractual previo con dichas sociedades, o constituirlas.

-Los trabajadores con discapacidad con un grado igual o superior al 33% que quieran convertirse en trabajadores autónomos.

– Los desempleados, sin tener la condición de personas con discapacidad, que tengan la intención de convertirse en trabajadores autónomos, no habiendo hecho uso de la capitalización en los 4 años anteriores a la solicitud. Tener pendientes de percibir un número de meses de prestación igual o superior a 3. Solicitar la capitalización, de forma simultánea a la solicitud de las prestaciones, o en cualquier otro momento posterior durante su percepción, junto con la documentación requerida. Cuando el trabajador haya impugnado el cese en la relación laboral, la solicitud debe ser posterior a la resolución del procedimiento correspondiente. La solicitud debe ser, en todo caso, de fecha anterior a la fecha de incorporación a la cooperativa o sociedad laboral, o a su constitución, o a la de inicio de la actividad como autónomo.

Se debe iniciar la actividad en el plazo de un mes desde la percepción de dicha capitalización y darse de alta en el correspondiente régimen de la Seguridad Social, o acreditar en su caso que está en fase de iniciación. Además de indicar la actividad, el trabajador está obligado a afectar a la misma la suma capitalizada, lo que acreditará mediante la presentación de cualquier tipo de documento contable, en el que figuren las cantidades abonadas por estos conceptos.

El no inicio de la actividad comprometida o la no afectación a la misma de la suma capitalizada determina la existencia de un cobro indebido de prestaciones por desempleo, cuya devolución es reclamada por el SEPE

¿Y qué pasa si una vez iniciada la actividad no se puede continuar por motivos justificados y el trabajador tiene que cesar en su situación de autoempleo? en este caso se entiende que se han cumplido los requisitos exigidos para la capitalización, aun cuando ésta no haya logrado su objetivo último, por lo que no parece posible exigir la devolución de la suma capitalizada.

Con respecto al IRPF, la prestación por desempleo percibida en la modalidad de pago único estaba exenta con el límite de 15.500 € (L35/2006 ART.7.n). El exces0 sobre dicha cantidad podía imputarse como renta de trabajo regular en cada uno de los períodos impositivos en que, de no haber mediado el pago único, se hubiese tenido derecho a la prestación. Pero, a partir del 1 de enero de 2013 las prestaciones por desempleo en la modalidad de pago único están exentas sin límite alguno, aunque condicionadas al mantenimiento durante 5 años , de la acción o participación o bien de la actividad como autónomo

¿Alguna duda? ¿Necesitáis ampliar información sobre la modalidad de pago único? Podéis poneros en  contacto a través de la web

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.