Proceso final de la vida: primará nuestra voluntad

La Ministra de Sanidad ha remitido un informe al Consejo de Ministros sobre el Anteproyecto de la Ley Reguladora de los Derechos de la Persona ante el proceso final de su vida. El objetivo de esta Ley es la protección de la dignidad de las personas cuando se encuentran enfermas en fase terminal o en situación de agonnía, y además se prentende garantizar su libre voluntad a la toma de las decisiones sanitarias que afecten a esos últimos días.

La situación de agonía es aquella fase gradual que precede a la muerte y que se manifiesta clínicamente por un deterioro físico grave, debilidad extrema, trastornos cognitivos y de consciencia, y pronóstico vital de pocos días.

Los derechos que, entre otros, contemplará la ley son los siguientes:

– Derecho a la toma de decisiones: tendremos derecho a que se respete nuestra decisión sobre la atención sanitaria que se nos preste y podremos rechazar intervenciones y tratamientos propuestos.

– Derecho a la información asistencial: tendremos derecho a recibir de forma clara toda la información disponible sobre nuestro estado real de salud, y nuestras expectativas de vda, así como las medidas terapeúticas y paliativas.

– Derecho al acompañamiento: tendremos derecho a que se nos permita el acompañamiento en los centros e instituciones sanitarias.

– Derecho al tratamiento del dolor: tendremos derecho a recibir la atención idónea para prevenir y aliviar el dolor, también derecho a asistencia domiciliaria para los casos en que se precisen.

– Derecho a la intimidad personal y familiar: tendremos derechos a que los centros sanitarios garanticen nuestra intimidad, cediéndonos una habitación de uso individual, y también a que nuestros datos sanitarios e historial clínico estén protegidos.

Además, cabe reseñar que tendremos derecho a manifestar nuestra voluntad de forma anticipada (siempre que seamos mayores de edad y con plena capacidad de obrar) sobre los ciudados y tratamiento que deseamos recibir en este proceso final de nustra vida. Estas "Instrucciones Previas" podrán realizarse mediante documento público o documento otorgado conforme a lo dispuesto en la normativa autonómica aplicable, y deberá ser inscrito en el Registro de Instrucciones Previas.

Un pensamiento en “Proceso final de la vida: primará nuestra voluntad”

  1. Voy a parafrasear a Ignacio Sánchez Cámara, catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad de la Coruña:- las últimas novedades legislativas suponen «una decadencia o declive de la protección jurídica de la vida».-

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.