Tipos de incapacidad Permanente

Se considera en situación de incapacidad permanente el trabajador que, habiendo estado sometido a tratamiento y dado de alta médica, presenta reducciones anatómicas o funcionales graves, susceptibles de determinación objetiva y previsiblemente definitivas, que disminuyan o anulen su capacidad laboral. (No es necesaria el alta médica si las secuelas son definitivas)

También se considera incapacidad permanente, en el grado que se califique, la situación de incapacidad que subsiste una vez extinguida la incapacidad temporal por el transcurso del plazo máximo de duración.

La incapacidad permanente, cualquiera que sea su causa determinante, se clasifica en función del porcentaje de reducción de la capacidad de trabajo del interesado, en los siguientes grados:

 

  •  Incapacidad Permanente Parcial: Es aquella que, sin alcanzar el grado de total, ocasiona al trabajador afectado una disminución no inferior al 33 % en su rendimiento normal para su profesión habitual, sin impedirle la realización de las tareas fundamentales.
  •  Incapacidad Permanente Total: Es aquella que impide la realización de todas o de las fundamentales tareas de la profesión habitual del accidentado, siempre y cuando pueda dedicarse a otra distinta.
  •  Incapacidad Permanente Absoluta: Aquella que impide por completo al trabajador la realización de toda profesión u oficio.
  •  Gran Invalidez: Es la situación en la que la persona precisa de la asistencia de tercera persona para realizar los actos más elementales de la vida diaria, (vestirse, lavarse, desplazarse,…).

Si teneis cualquier duda sobre cómo solicitar dicha incapacidad, los efectos de las mismas, cuantía de las prestaciones, incompatibilidades, no dudeis en consultarnos.  info@esjusticiaquepido.com

Deja un comentario