Sobre el Estado de Alarma

Tras el pasado puente, que pasará a la historia de este país, por ser la primera vez que se declara el Estado de Alarma, debido al cierre del espacio aéreo por la ausencia de los controladores aéreos, muchas personas se han preguntado ¿en qué consiste el Estado de Alarma?

Hay una Ley Orgánica -4/1981, de 1 de Junio- que lo regula, y establece en su art. 4 que el Gobierno, según lo dispuesto en el Art. 116.2 de la Constitución, podrá declararlo, en todo o en parte del territorio nacional, cuando se produzca alguna de las siguientes alteraciones graves de la normalidad:

-Catástrofes, calamidades, o desgracias públicas, tales como terremotos, inundaciones, incendios urbanos y forestales, o accidentes de gran magnitud.

-Crisis sanitarias, tales como epidemias y situaciones de contaminación graves.

Paralización de los servicios públicos esenciales para la comunidad, cuando no se garantice lo dispuesto en el art. 28.2 y 37.2 de la Constitución, y concurra alguna de las demás circunstancias o situaciones contenidas en este artículo.

-Situaciones de desabastecimiento de productos de primera necesidad.

Hay muchas personas que se han planteado la posible ilegalidad de tal medida, pero teniendo en cuenta que se han visto afectadas más de 600.000 personas, con la cantidad no sólo de perjuicios económicos sufridos, sino de proyectos y viajes frustrados, e historias humanas que esta grave situación ha dejado tras de sí,  la declaración del Estado de Alarma estaría fundamentada en dicho precepto. La motivación del mismo se ampara precisamente "en la paralización del servicio de transporte aéreo como servicio público esencial para la comunidad, que constituye una calamidad o catástrofe pública".

 Aunque siempre hay, por supuesto,  un  margen para la interpretación de las normas, que servirá para seguir debatiendo en los próximos días, desde todos los puntos de vista.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.